viernes, 22 de marzo de 2013

Lo que sueñan los insectos, de Javier Quevedo Puchal

He de reconocer que estaba esperando este libro. Javier Quevedo Puchal nos sorprendió con su anterior novela, Cuerpos Descosidos, con una narración inquietante y perturbadora. Los que hemos seguido su carrera a través de los diversos relatos y novelas que ha dio publicando, no nos hemos sorprendido demasiado al comprobar que Lo que sueñan los insectos trae más de ese mundo, entre lo onírico y pesadillesco, y la realidad más palpable y demoledora.

Aunque no existe una conexión, ni literaria ni argumental, entre ambos libros, hay que detenerse en un elemento que sí une ambas historias: el pasado. Lo que sueñan los insectos es la historia de la redención de una mujer con su pasado. En concreto, con una relación de amistad que se enfrió en su momento por diversas causas. 

La desaparición de la amiga de la protagonista, unos años antes del momento en que arranca la novela, provoca toda la situación actual. La familia (o más concretamente, el padre de la muchacha), pide a Milena que vuelva a buscar alguna pista sobre el paradero de su hija.

Todo coge algo de sentido cuando descubrimos que Milena tiene un especial enlace místico con el mundo sobrenatural, en concreto con los demonios. A partir de ahí, la historia nos lleva a través del pasado de Isabel y Milena, bajo la perspectiva de Diego, el actual marido de la segunda.

La historia nos trae retazos de información bien dosificada, y gracias a esto, vamos conociendo detalles del pasado de ambas mujeres y de lo que puede haber ocurrido. Un nombre, un paso adelante en la investigación o una situación que parece no tener importancia acaban siendo relevantes para conocer algo más del misterio que envuelve la desaparición de Isabel.

No hablamos de una novela con sustos gratuitos. Nada de lo que encontramos en ellas es gratuito. Todo sigue un esquema predeterminado que el lector va descubriendo página a página, pero que el autor conoce perfectamente y del que saca el mayor rendimiento posible.

Una lectura que nos deja en tensión a lo largo de la novela y que consigue engancharnos sin problemas y con una trama intensa con la que vamos a disfrutar. Incluso cuando, al terminar, esa sensación de desazón e intranquilidad se haya aposentado en la base de la columna vertebral.



 Lo que sueñan los insectos.
 Javier Quevedo Puchal.
Editorial: Punto en Boca.
Formato: Rústica (tapa blanda). 15x21. 320 páginas.
ISBN: 9788494107801.

No hay comentarios:

Publicar un comentario