jueves, 5 de enero de 2012

Moving Pictures de Kathryn y Stuart Immonen: Trasladar dibujos nunca fue tan peligroso...

Las guerras siembre han sido descritas en los libros de Historia como una de las peores lacras de la humanidad, las cuales tienen en su génesis en la condicón humana, y han sido muchísimas las víctimas que han pintado de rojo las calles con su sangre. En esta ocasión el cómic que voy a reseñar tiene su origen en la guerra, para más detalle, la Segunda Guerra Mundial, desarrollándose gran parte de la historia en una celda.

En ella encontramos un funcionario de la Comisión de Arte MIlitar Alemana interrogando a una conservadora de museo con múltiples flashbacks que narran hechos pasados que han llevado a ambos personajes a encontrarse en ese espacio cerrado y lúgubre en la Francia ocupada por los alemanes. En esta obra, el matrimonio Imonnen hacen un trabajo excelente, de exquisita precisión de relojería suiza, donde todo cuadra. Incluso los silencios están perfectamente diseñados para provocar distintas sensaciones en el lector.

El dibujo de Stuart se aleja de su etilo característico (Next Wave, Gata Infernal: Agente de la iniciativa) adoptando en este caso un trazo muy limpio de línea clara en blanco y negro de alta influencia europea, con un trabajo de luces y sombras con resultado muy satisfactorio. No es una obra fácil. El diseño de página no es el habitual que se pueda esperar en este tipo de cómic, alejándose este matrimonio del género superheróico en el que han desarrolado sus más de veinte años de profesión.

Otra de las cosas más llamativas de su estilo es el intercalado en la narrativa de la historia de reproducciones (con un realismo muy conseguido) de las obras de arte que se citan en sus excelentes diálogos.

Aunque a priori no pueda engancharte la historia, termina haciendo que el lector se implique de manera directa con la trama y subtramas que ayude a entender las motivaciones de sus personajes. Madurez dramática, lo podríamos llamar, la cual gana enteros con segundas lecturas.

El matrimonio se basó para la historia en un hecho real acaecido durante la Segunda Guerra Mundial, haciendo la historia más cercana de lo que pensamos.

Tres años han tardado en sacar a la luz esta obra no antes tratada en el mundo del noveno arte (por lo menos yo no tengo ninguna referencia previa), convirtiendo a Moving Pictures en una rara avis dentro de la actualidad comiquera.

Respecto a la edición de Dolmen: Exquisita, en cartoné, con una elección del papel sobresaliente, que una vez más potencia el culto al cómic ya no sólo como lectura, sino como objeto perdurable, al igual que las obras expoliadas en la Francia de la Segunda Guerra Mundial.



Francisco José Arcos Serrano.



Título: MOVING PICTURES
Páginas: 144
ISBN/ISSN: 978-84-15201-01-4
PVP: 19,95 .-€

No hay comentarios:

Publicar un comentario