jueves, 19 de diciembre de 2013

EL ARTE SOMBRÍO, escrito por Juan de Dios Garduño

En Maringouín nunca sucede nada. O casi nunca…

Odette, un huracán de categoría 4, está a punto de cruzar el estado Luisiana y devastar la imperturbable monotonía del pueblo. Pero antes de que esto suceda, los secretos más inhóspitos de sus habitantes saldrán a la luz. Un cuerpo sin vida en las profundidades del pantano Atchafalaya, el asesinato de una vieja alemana con siniestras vinculaciones nazis y la irrupción de un peculiar agente del FBI que busca a un asesino en serie conocido como el Comercial… pondrán la vida de todos los vecinos de Maringouin patas arriba.

Para servidor siempre es un placer y un honor como lector y como reseñador tener a escritores de la talla de Juan de Dios Garduño entre nuestras letras y siempre intento estar al tanto de las novedades de autores de nuestra tierra y en este caso particular, he leído las tres novelas que nos ha ofrecido este escritor afincado en tierras cordobesas.

En esta ocasión, me centraré en 'El Arte Sombrío', su última novela aparecida hasta la fecha y publicada por Dolmen (al igual que su exitosa primera novela 'Y pese a todo...'), inaugurando para la ocasión su nueva línea editorial Stoker, dedicada íntegramente al Terror en todas su posibles dimensiones.

Lo primero que llama la atención de 'El Arte Sombrío' es el poder de reinvención de Juan de Dios Garduño, alejándose diametralmente respecto a la temática de sus dos novelas anteriores, creando un thriller sureño de esos que te agarran desde su comienzo y ya no te sueltan.

Una de las grandes características del estilo de Garduño es la creación de sus personajes, dotando a los mismos de la suficiente humanidad para que los creamos desde el principio, los cuales se ven tarde o temprano inmersos en este periplo lleno de asesinatos, multitud de personalidades y ciertos aspectos de ciencia ficción, sobrevolando por encima de todo ello la amenaza de un huracán de categoría 4 con vistas de destruir todo lo que encuentre a su paso; en estas páginas podemos encontrar desde esposas puritanas con deseos tórridos que la desestabilizan por dentro hasta personajes públicos con ciertas filias bastante peculiares, incluyendo un par de misteriosos "sujetos" que observan todos los acontecimientos desde la lejanía, actuando sólo en diversas ocasiones y con desiguales resultados.

El estilo de la novela bebe directamente de Stephen King, lo cual no sé si es un homenaje consciente al escritor de Maine o directamente es el estilo que le ha salido a Juande directamente de lo más profundo de su ser: en resumidas cuentas, funciona a la perfección, manteniendo la tensión prácticamente durante toda la narración; volviendo de nuevo al estilo "King" de la novela no veo demasiado acertado que en la misma portada del libro se diga que "Juan de Dios Garduño sea nuestro Stephen King" ya que puede crear altas expectativas a algunos lectores, tornándose en aspecto negativo al no satisfacer plenamente la idea preconcebida del lector. En mi caso particular, yo sé cómo escribe Juande y creo sinceramente que no necesita ese tipo de frase promocional porque ha demostrado con creces durante todos estos año que es un escritor cada vez más en alza y con un potencial enorme.

Otra de las grandes influencias que se pueden vislumbrar en esta novela son las series 'Twin Peaks' y 'True Blood', ya que de ambas podemos extraer el análisis de la vida social de un pueblo con sus más y sus menos y ese ambiente sureño que tanto me atrae y que se puede palpar de forma muy tangible en las páginas de 'El Arte Sombrío'.

Ahora desglosaré los aspectos que no me han terminado de convencer y podríamos englobarlos dentro del querer mezclar distintos subgéneros enla novela, provocando en ciertos pasajes del libro una cierta desigualdad y que resta enteros al producto final; otro aspecto que me chirría es el nombre del asesino: 'El Comercial'; será una percepción personal, pero no me atrae en demasía ese nombre ya que no va en la consonancia de algunas de las escenas donde Juande nos muestra los métodos de tortura de este asesino implacable (narradas con todo lujo de detalles, por cierto).

Centrándonos en el agente del FBI, Athman (el cual podría protagonizar una novela él sólo debido a su carismática naturaleza), es uno de esos personajes que caen bien desde el principio, pero pienso que conforme avanza la novela se vá caricaturizando más y más, echando en falta quizás un mayor peso en algunas de las escenas clave. Podría ser que Athman fuera un fiel reflejo de la personalidad de Juande (a ambos les pirran los mojitos), asi que hay que contar con la posibilidad de que con Garduño nunca se sabe por dónde te va a sorprender.....

En definitiva, y a pesar de ciertos detalles negativos y que no son otra cosa que una valoración personal, en 'El Arte Sombrío' nos encontramos un thriller muy entretenido e intenso, con una excelente y muy aprovechable localización y que tiene los suficientes aspectos positivos como para encandilar a cualquier lector que se acerque a sus páginas.

Asi que ya saben: si pasan por Maringouin, tened cuidado con lo que os encontráis en el pantano....no olvidéis que la realidad supera a la ficción en muchas ocasiones. Palabra de sureño.


Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

Título: El arte sombrío
Autor: Juan De Dios Garduño
Editorial: Dolmen
Páginas: 256
Precio: 17.95 Euros
ISBN: 978-84-15296-99-7


 

1 comentario:

  1. El Comercial para nombre de un asesino?? No sé, la verdad es que da un poco de risa el nombre en comparación con nombres como Aníbal Lecter, Patrick Bateman...

    ResponderEliminar