domingo, 7 de octubre de 2012

Asesinato en la Plaza de la Farola, de Julio César Cano

A menudo, las historias que nos parecen más cercanas pasan desapercibidas. Son narraciones que recorren los escenarios que conocemos muy bien y que pueden resultar extraños para nosotros de tan reconocibles. Nos pasa más a menudo de lo que somos capaces de reconocerlo, y por ello dejamos pasar historias muy interesantes.

Asesinato en la Plaza de la Farola es un libro que visto cientos de veces en la Libería Argot de Castellón, y que me he resistido muchas veces en coger y leer. ¿El motivo? Esa estupidez que te he comentado antes.

Julio César Cano es un escritor catalán afincado en la provincia de Castellón y conoce muy bien la capital de la Plana. Y por eso, ha querido localizar este misterio en un lugar emblemático de la ciudad, la Plaza de la Farola y sus alrededores. Con un estilo cercano, que recoge el habla y la idiosincrasia de Castellón, el autor mueve a dos agentes de policía de otras ciudades por las calles y los establecimientos reales de la ciudad y acabas acompañándolos en sus investigaciones.

La trama comienza cuando se encuentra a un mendigo muerto en el cajero de una entidad bancaria de la Plaza de la Independencia, conocida en Castellón como "de la Farola", por la luminaria que hay en el centro de la rotonda. Poco a poco, lo que parecía una investigación rutinaria, comienza a tomar tintes cada vez más enrevesados y el Inspector Bartolomé Monfort y la agente Silvia Redó tienen que enfrentarse a un asunto que tiene mucha más complejidad de lo que aparentaba en un principio.

Tengo que reprochar al autor una cierta teatralidad en el momento de la resolución del caso, aunque la salva de manera inteligente en el último momento, dejando un buen sabor de boca al lector. Los avances de los policías no se utilizan para engañar al lector, y se van dejando pistas a lo largo de la novela, de manera que un lector avezado puede ir atando cabos al mismo tiempo que los investigadores y llegar a la misma conclusión que ellos.

El recorrido por Castellón, por sus restaurantes, sus hoteles, sus edificios es totalmente realista, y se puede utilizar el libro como una pequeña guía. Todo existe y se puede comprobar que realmente está ahí.

Una vez más, este libro nos demuestra que en Castellón se hace una excelente novela negra, que sigue los pasos de La Herencia de los Planelles de Salvador Insa o Larga Tormenta de Otoño, de José Manuel González de la Cuesta.


Asesinato de la Plaza de la Farola
Julio César Cano
HIRIA
340 páginas/19 euros
ISBN: 8497973984

No hay comentarios:

Publicar un comentario