domingo, 1 de julio de 2012

Secreto de Estado, de Pablo Sebastiá Tirado

Los ingleses tienen una larga tradición de literatura de espías. El MI6, el MI 5 y sus asuntos turbios o directamente sucios son protagonistas de muchas buenas novelas de exito, grandes best sellers. El espía que se nos viene enseguida a la mente es el creado por Ian Fleming, el eterno Bond, James Bond.

Pero el apuesto, elitista, esmoquinado y escrupuloso con su bebida agente 007 se queda en nada al lado de nuestro super espía particular. Nada de supergadgets, de coches espectaculares, super villanos con tecnología espacial ni nada de esto.

Jon Beotegui ha protagonizado ya dos novelas de Pablo Sebastiá Tirado, La Agenda Bermeta y la que nos ocupa ahora, Secreto de Estado.

El coronel Beotegui se encarga de solucionar todos los problemas que afectan al Estado Español, con todos los medios a su alcance. Que son espías, agentes gubernamentales y lo de los escrúpulos, los derechos humanos y todas esas cosas, son cosas de la policía, no de ellos.

Una novela dura en ocasiones, intensa, bastante realista y aunque sigue con parte de la trama iniciada en la anterior novela de la saga, que se puede leer sin problemas. Y además, tiene una gran ventaja, que es que te da ganas de leer la anterior.

El argumento parte de la explosión en Sevilla de un artefacto explosivo, al parecer por parte de una célula islamista. Pero el equipo de Beotegui, encargado en un principio de investigar el asunto, encuentra cosas que no encajan e inician una investigación paralela.

Lo que encuentran es bastante relevador, con una conspiración que va más allá de lo que se esperan en un principio. Beotegui es contundente, eficaz, rápido y efectivo. Si tiene que actuar al margen de la ley para salvaguardar los interes de España, y la vida de sus habitantes, lo hace. Sin parar a pensar, ni perder el tiempo en consideraciones éticas ni morales. Esas, claro, vienen después.

Porque Beotegui y sus subordinados son humanos, y también tienen un momento para pensar y recordar por qué están luchando y haciendo lo que hacen. Y aquí es donde entra el amor, la ética y lo que se debe hacer y lo que no.

Pablo Sebastiá consigue hacer una novela de intriga, de aventuras, de espías, con toques de amor, de tensión pero también con una intensidad muy adecuada a la novela, creando a unos personajes muy sólidos, interesantes y con mucho recorrido por delante.

El nivel de la novela quizás no llegue al que vimos en El Último Grado, una historia más redonda. Esto puede deberse a que las aventuras de Jon Beotegui están pensadas para ser una saga, y por eso no tiene otra consideración. Pese a este pequeño detalle, Secreto de Estado es una gran novela de espionaje, que en nada tiene que envidiar a las novelas que provienen de las islas de la Pérfida Albión.



Comprar Secreto de Estado en Fnac











Secreto de Estado
Pablo Sebastiá Tirado
Editorial El Full
415 páginas/20 euros
ISBN: 978-84-92819-60-7

2 comentarios:

  1. me ha parecido mu buena, y que comentas que el último grado es mejor?
    podrias recomendarme alguna novela de suspense buena.

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es diferente, Manuel. Es un thriller que tiene elementos sobrenaturales que la convierten en una lectura muy interesante. Te puedo recomendar Calles de Chatarra, de Alejandro Guardiola, que acabo de leer y me ha parecido fantástica. En más de un sentido, claro ;)
      Un saludín

      Eliminar