domingo, 1 de julio de 2012

El hombre que gritó la Tierra es plana, de Roberto de Paz

Matt, tras el asesinato de su esposa, decide volar hasta Nueva York para seguir el rastro de su padre, quien se deshizo de él cuando todavía era un niño. Allí cae por la madriguera hasta el país de las maravillas que diseñó su padre, donde los vagabundos dejan las calles para formar parte de una insólita residencia de escritores y los sex shops son la piedra angular de un proyecto utópico que pretende prescindir del dinero.

Matt se acerca a la verdad sobre su familia, pero también ha de enfrentarse a las terribles implicaciones que se derivan de las leyes de la termodinámica, de la crisis energética que se avecina, y al final del camino tendrá que responder a una pregunta clave: ¿salvarías el mundo ahora que lo has perdido todo?

Roberto de Paz (1982) ha escrito su primera novela, y ¡ojo!, son de ese tipo de libros que uno se queda perplejo y asombrado ante la calidad que rezuma una obra primeriza; lo primero que llama la atención de éste escritor es el 'magnetismo' que posee, al menos, en sus dos terceras partes iniciales, presentándonos a un personaje del que gracias a las dos historias en paralelo, conocemos su azarosa vida y todos los detalles que hacen que Matt vaya en busca de su padre a Nueva York.

Comentaba más arriba lo asombrado que me ha dejado este título y es que, aunque en su escritura haya ecos de Paul Auster, Murakami, Palahniuk e incluso de Don DeLillo, alcanza en sus páginas un dominio del lenguaje muy efectivo para lo que está contando....incluso podría afirmar que, al bucear entre sus páginas, se puede encontrar sin mucha dificultad una voz propia, tan difícil de alcanzar actualmente, por lo que la alegría es doble.

El libro se diferencia claramente en dos partes, cuyo nexo de unión es el ansiado encuentro de Matt con su padre, (llamémosle 'superviviente') personaje magníficamente perfilado, el cual dispone de tantas personalidades ficticias como cambiante es el tiempo en la ciudad de Nueva York.; A partir de aquí, la novela se torna aún más caleidoscópica, y gira hacia otros derroteros en los que se mecla el manifiesto ecológico (con base termodinámica), el thriller (con algunos pasajes de terrorismo que recuerdan a 'El club de la lucha'), resultando de todo ello un viaje apasionante en el que su autor sale airoso y no con poca nota.

Comenta Roberto de Paz al final del libro que todo lo que cuenta está basado en una transcripción de una conversación que tuvo el propio autor con un personaje que perteneció a una célula terrorista de EEUU... A partir de aquí, que cada uno saque sus propias conclusiones: realidad o mito, lo que sí es verdad es que estamos ante un nuevo valor en alza, que como siga así, puede dejar a más de uno con la boca abierta con su nueva novela, en la cual está trabajando.



Francisco José Arcos Serrano


 Comprar EL HOMBRE QUE GRITÓ LA TIERRA ES PLANA en Fnac







 Título: El hombre que gritó la tierra es plana
Autor: Roberto de Paz
Editorial: 451
Páginas: 368
Precio : 17,50€

No hay comentarios:

Publicar un comentario