jueves, 12 de enero de 2012

Spectrum, de Alfonso Azpiri: Las portadas que definieron los videojuegos

Hubo un tiempo que en España se hacían algunos de los juegos más importantes para los incipientes ordenadores. En aquellos tiempos no se hablaba de Sony, Microsoft ni Nintendo, sino que las palabras claves eran Spectrum, MSX, Amiga o Amstrad. Cada uno con su manera de hacer las cosas, y con juegos que eran lo más.

Pero lo que hacía todavía más grandes esos juegos, de indudable jugabilidad aunque completamente alejados de lo que hoy entendemos por videojuegos, eran las portadas de los estuches. Mientras que el juego eran poco más que píxeles en movimiento, la carátula prometía acción, emoción, aventera y unas imágenes excepcionales.

Muchos de los juegos han quedado grabados a fuego en nuestras mentes por ellos mismos, por ser los primeros que probábamos, pero también por esas fantásticas portadas. Y si hablamos de portadas de videojuegos, tenemos que detenernos en un nombre: Alfonso Azpiri.

El creador de Lorna realizó, durante la década de los 80 y parte de los 90, muchas de las portadas para los juegos de esas máquinas primerizas, volcando en ellas todo su arte. La tarea no era fácil. La mayoría de las veces solo contaba con un pequeño esbozo de lo que iba a ser el juego, el título y poco más. Con eso, hacía auténticas obras de arte, que luego se buscaba en el ordenador, y la pantalla no las devolvía.

Hace un par de años, la editorial Planeta DeAgostini publicó un libro recopilando esas ilustraciones, que durante tantos años sirvieron de cebo para los jugones de la célebre máquina de Sinclair, en una cuidada edición.

El libro, continúa jugando con su vinculación al mundo del videojuego, y su contraportada tiene el diseño de la parte trasera de uno de los cassettes en que venía el software. Sí, aunque parezca extraño, los juegos se vendian en cintas de cassette, tardaban una eternidad en cargarse y hacían un ruido estridente, que el ordenador se encargaba de convertir en datos legibles.

Abu Simbel Profanation, Mythos o R.A.M son algunos de las decenas de títulos que aparecieron con estas ilustraciones, sin olvidar a su propio personaje Lorna, que también tuvo su oportunidad en los ordenadores. Una gran edición con el arte de uno de los grandes ilustradores de nuestro país, que vale la pena tener en la estantería.

El audio que acompaña este artículo fue grabado durante la participación de Azpiri en ComiCS'11, que tuvo lugar en Castellón en abril de 2011. Corresponde al podcast Crónicas desde Sepelaci, y fue su director, Víctor Alós, quien presentó al autor.

Ir a descargar


Título: Spectrum
Editorial: Planeta DeAgostini
Autor: Alfonso Azpiri
128 pp/14,95 €
I.S.B.N.: 978-84-674-8382-6

2 comentarios:

  1. Qué tiempos aquellos, cuando los ordenadores de 8 bits nos hacían soñar. Aunque antes tenías que esperar varios minutos hasta que la cinta de cassette donde estaba guardado el juego acabase con sus piii, ñiii, piiiii, ñiiii. Y muchas veces, casi al final de la carga, todo se interrumpía con un mensaje de error.
    Y los juegos no guardaban las partidas. Te los pasabas de un golpe con solo 3 vidas.

    ResponderEliminar
  2. Sí, han cambiado mucho. Pero por mucho que mejoren, no conseguirán susperar estas portadas. Un genio, el amigo Azpiri.

    ResponderEliminar