lunes, 21 de noviembre de 2011

Diástole: Una historia de expiación

Las buenas historias de terror parecen haberse esfumado en las brumas de lo comercial, rápido y simplón. Por suerte, de vez en cuando aparecen novelas que retoman ese aire de misterio, que crean cierta inquietud y malestar en el lector que definen a la buena literatura de miedo.

Emilio Bueso es uno de los autores que nos brinda ese tipo de literatura, y Diástole es una novela que nos devuelve ese sentido de la maravilla que acaba dándonos auténtico pavor.

Y eso es porque la novela no juega con trampas. Es clara y prístina desde su inicio hasta el final.

Los personajes se mueven por un escenario que no tiene nada de normal, en el que las pistas de lo que está sucediendo se dejan caer poco a poco y que conforman un cuadro, nunca mejor dicho, que al final, con la última pincelada, se nos muestra en todo su esplendor.

Un pintor, un yonki que ha desperdiciado su vida, tiene la opción de volver a ser alguien,a empuñar de nuevo su pincel y crear su obra maestra. Un anciano que desea verse inmortalizado en el óleo del pintor y una historia contada en tres días, que nos enseñará el pasado de uno y conformará el futuro del otro son la excusa para que Bueso nos haga padecer escalofríos.

No es un terror definido, ni una historia macabra. Es, simplemente, un trabajo a realizar en condiciones algo extrañas.

Recuerdo que hay un personaje que entró con fuerza en mi cabeza cuando leía el libro. No era ni hombre, ni monstruo, pero definía muy bien quien era el pintor.

Un viejo coche, desvencijado y fuera de su tiempo, con la eterna amenaza de que su motor, su corazón se detuviera a mitad de camino hacia ninguna parte, pero dispuesto, al fin y al cabo, a completar su viaje, fuera el fuera, sin desfallecer.

La novela no tiene demasiada pirotecnia, quizás al final, pero termina funcionando perfectamente, porque bebe de los textos clásicos del género, nos mantiene en ascuas sobre lo que sucede, y aunque cualquier lector avispado puede ser capaz de averiguar qué ocurre,el misterio permanece hasta el final.

Una gran novela que aconsejo leer a la ténue luz de una lamparilla, por la noche, cómodamente recostado en tu sillón favorito.

Si te atreves, claro.
Autor: Emilio Bueso
Diseño cubierta e ilustración: Carla López Bauer
23×16 Cm| 240 págs. 
PVP: 18,00 € 
  ISBN: 978-84-15065-07-4

1 comentario:

  1. Para mi fue una historia muy interesante, aunque le principio me pudo. Me costó girar la página, como si pesara plomo. Una vez dado el paso, la lectura fue rápida y vertiginosa. Como la propia historia. n.n

    ResponderEliminar